miércoles, 4 de mayo de 2011

Ciencia Fricción

Fricción porque a veces lo irreal roza tanto lo real, o se le parece tanto, que ya se rozan y hasta se confunden. Y no hago este post por ser el día de Star Wars, que también, si no porque a veces me gustaría vivir más en un mundo de ciencia ficción que en uno real. Quiza por eso cuando ando tristona me refugio en estas cosas irreales

Prefería estar sufriendo porque un meteorito se acerca a destruir la tierra y son nuestros últimos días, mientras bajo estres intento evitarlo en las oficinas de la nasa; que sufrir porque un hombre no me quiere.

Y es que siempre he sido, desde niña, una persona con una imaginación desbordante. Demasiado diría yo, pensaba que a mi madre la había suplantado algún ser extraplanetario y que no era ella realmente (y eso antes de ver la "La invasión de los ultracuerpos")o que mi mundo no era el mundo real y que yo era un conejillo de indias observado por alguien cruel y malvado (y tampoco existía aún ni "El show de Truman" ni "Matrix").

En fin, que si, que soy de esas frikis enganchadas a Lost, Supernatural(aunque esto no tanto por la ciencia ficción sino por otras cuestiones obvias, ¿no ves cuestiones obvias? eso es que vas a ser hombre)y Fringe, que ahora en pleno final de la 3ª temporada me tiene totalmente enganchada. Ay, como me gustaría ser como Olivia, tan fría, sin sentimientos que se le interpongan y con sus poderes.

Aunque lo mismo yo también tengo mis poderes, que no es muy normal estar en casa de una amiga, ponernos a hablar de Michael Jackson y a los 30 segundos se interrumpe la emisión televisiva para anunciar su muerte. O como el otro día que hablando con mi madre sobre la muerte del hijo de Gadafi, no se como, pasamos a hablar de Bin Laden ¿adivinais que pasó esa noche?. Pues eso, que lo mismo debo potenciar mis poderes, y aprovechando que tengo una tienda esotérica abajo me he comprado piedrecitas de esas que te ayudan a mejorar tu energía y tus sentimientos. Ya contaré como va.

De momento esta noche me conformaré con ver otro episodio de Fringe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario