martes, 17 de enero de 2012

Amar demasiado

"Las mujeres que aman demasiado provienen de familias en las cuales estuvieron muy solas y aisladas, o bien fueron rechazadas o sobrecargadas con responsabilidades inapropiadas, y por esa razón se volvieron excesivamente maternales y altruistas; si no, se vieron sujetas a un caos peligroso, de modo que desarrollaron una abrumadora necesidad de controlar a quines las rodeaban y a las situaciones en que se encontraban. La consecuencia natural de esto es que una mujer que necesita atender, controlar, o ambas cosas, sólo podrá hacerlo con un hombre que al menos le permita -o, más aún, invite- ese tipo de conducta. Es inevitable que ellas se involucre con un hombre que es irresponsable en por lo menos algunas áreas importantes de su vida, porque está claro que él necesita su ayuda, su atención y su control. Allí comienza la lucha de esa mujer por tratar de cambiarlo mediante el poder y la persuasión de su amor. Es en este punto inicial donde se presagia la posterior insania de la relacion...."

Robin Norwood

No hay comentarios:

Publicar un comentario